Miércoles, 27 Oct 2021
Ud esta aquí: Home
Manual de Auditoría - 10 PDF Imprimir E-mail

UNIDAD DE AUDITORÍA DE PROYECTOS DE ORGANISMOS MULTILATERALES DE CRÉDITO

(APROMUC)


CORRESPONDIENTE AL HONORABLE TRIBUNAL DE CUENTAS

DE LA PROVINCIA DE BUENOS AIRES

 

 METODOLOGÍA PARA LA REALIZACIÓN DE AUDITORIA INTEGRAL

 

Indice General de Temas

A Introducción

B El concepto de respondabilidad (accountability)

C La auditoría de regularidad

D Los componentes de la auditoría social

INTRODUCCIÓN

El presente Manual de Auditoría Integral tiene como objetivo brindar a sus usuarios una guía conceptual metodológica para definir, a grandes rasgos, los componentes principales que hacen a este tipo de auditorías.

Mientras que estos conceptos que se integran tienen, sobre todo para el ámbito público, una importancia de increíble relevancia, no ha sido sino hasta hace unos pocos años que se han venido dando tanto las condiciones como la actitud de algunos países para promover su implementación.

Cabe destacar que, en lo referido a las tareas de planificación, ejecución, control y conducción de los aspectos más relevantes involucrados en el ejercicio de las tareas de auditoría, los mismos son prácticamente los mismos desarrollados en el Manual de Auditoría Financiera, haciéndose hincapié en el presente sólo en aquellas cuestiones particulares cuya diferencia con respecto a los puntos ya comentados sea notoria y requiera las aclaraciones correspondientes.

La utilización de este manual es, exclusivamente, para uso interno.

 

Concepto de Auditoría

A modo de primer esbozo del concepto de auditoría integral, es importante recordar que, conceptualmente, la auditoría es una función de control dirigida a influenciar un sistema en sentido restrictivo o directivo.

Tomada en un sentido abarcativo, la auditoría de sistemas (como unidad) es:

La revisión sistemática y organizada de los sistemas en funcionamiento para ver si en ellos se verifican las propiedades de:

  • Vigencia de los objetivos planteados como base del diseño original

  • Concordancia del sistema con los objetivos del mismo (nivel de eficacia)

  • Permanencia del diseño por no haber sufrido alteraciones que lo degradaran operativamente

  • Rendimiento del sistema (nivel de eficiencia)

En suma, se podría definir a la auditoría como:

El control independiente, retroalimentado y generalmente selectivo de un sistema; en particular, del sistema empresa.

Normas de Auditoría

Independientemente de las normas particulares de cada región o país, las normas de auditoría a ser tenidas en cuenta para la conducción de trabajos de auditoría deben responder a estándares nacionales o internacionales dependiendo del ámbito en el cual se desarrollen las tareas en cuestión.

Desde el punto de vista nacional no existen normas específicas para la realización de auditorías integrales. Las únicas existentes(aunque cada provincia debe adscribir en particular a la norma), tienen vigencias las Normas de Auditoría de la Resolución Nro. 7 de la FACPCE para la realización de auditorías financieras, la cual establece:

  • La Condición Básica para el ejercicio de la auditoría

  • Las Normas para el desarrollo de la auditoría

  • Las Normas sobre Informes

Las normas internacionales pueden ser utilizadas como complemento de las nacionales sólo en la medida que las mismas no se contrapongan o cambien el objetivo de estas últimas.

Tampoco en el ámbito estatal nuestro país ha generado normas de auditoría (ni siquiera en el orden financiero) por lo cual existe un vacío normativo profesional importante al respecto.

El desarrollo del presente Manual de Auditoría Integral está basado, fundamentalmente, en las experiencias internacionales de aquellos países que sí poseen un cuerpo de normas profesionales ya sea derivadas de sus consejos profesionales o desde el seno de cada gobierno.

Fundamentalmente, se han tratado de incluir las experiencias de países como EE.UU. a través de la utilización de las normas del Contralor General de la República, las cuales se encuentran compiladas en el que se conoce en la profesión como libro amarillo y reciben el nombre de GAGAS (Normas de Auditoría Gubernamentales) y son de aplicación para todas aquellas auditorías conducidas por profesionales cuya materia de evaluación y control se refiera a instituciones que, directa o indirectamente, reciben ayuda federal a través de programas de ayuda específicos.

Como uno de los temas de análisis, el término integral debería haber sido más felizmente traducido como integrada (del inglés: comprehensive audit) como originalmente se había realizado, a partir de los conocimientos y experiencias de los auditores gubernamentales del Canadá. En realidad, y como se verá más adelante, los conceptos incluidos en la auditoría integral (o integrada), deben incorporar algunos otros adicionales surgidos a la luz tanto de las necesidades de información de la sociedad como de los hechos y acontecimientos que han modificado muchos de los aspectos que componen las actividades gubernamentales de cara al mundo en que vivimos y cuyo cambio es permanente y turbulento.

Independientemente de lo comentado, y siguiendo los conceptos ya desarrollados en el Manual de Auditoría Financiera, el presente Manual de Auditoría Integral basa su contenido en la aplicación de las siguientes normas generales de auditoría:

  • Norma general de independencia y profesionalidad

Todos los trabajos de auditoría deben ser conducidos por el total del equipo de trabajo con una actitud de profesionalidad e independencia absolutas, requiriendo de una adecuada dirección, supervisión y revisión crítica del trabajo realizado y de los juicios obtenidos.

  • Norma sobre planificación

El trabajo de auditoría debe ser planificado adecuadamente de manera de satisfacer los objetivos globales de cada auditoría (eficacia) y de conducir a la realización de las tareas con la mejor relación de costo-beneficio para los contribuyentes (eficiencia).

La planificación de la auditoría se debe basar en la comprensión de las actividades de la institución o empresa bajo inspección, la naturaleza de sus transacciones y sus sistemas de información, contables y de control.

Si bien el plan de auditoría constituye la base o guía fundamental para la realización del trabajo de auditoría, el mismo puede ser variado en función del avance de las tareas y la obtención de evidencias que puedan hacer variar la naturaleza, alcance y oportunidad de los procedimientos de auditoría.

En todos los casos, la planificación debe estar suficientemente documentada para así permitir su utilización en la conducción del trabajo de auditoría.

  • Norma sobre funcionamiento de los sistemas de administración y control

Es necesario comprender, evaluar y obtener evidencias sobre el adecuado diseño, implementación y funcionamiento de los sistemas de administración y control y la confiabilidad que los mismos deben demostrar para así tomarlos como base para determinar la naturaleza, alcance y oportunidad de los procedimientos de auditoría a aplicar.

  • Norma sobre evidencia de auditoría

Es imprescindible obtener toda la evidencia de auditoría que sea necesaria para proporcionar una base razonable para emitir el informe de auditoría correspondiente.

  • Norma sobre documentación

Los papeles de trabajo de auditoría deben ser lo suficientemente completos y detallados para proporcionar una comprensión global de la auditoría. Se deben documentar aquellos aspectos que sean importantes para proporcionar evidencia que respalde nuestra opinión y que indique que la auditoría fue realizada de acuerdo con las normas de auditoría aplicables.

  • Norma sobre informes

El informe de auditoría debe incluir una inequívoca expresión acerca de la conclusión sobre la materia auditada.

 

EL CONCEPTO DE RESPONDABILIDAD (ACCOUNTABILITY)

Se puede definir al concepto de respondabilidad como:

La obligación, legal y ética, que tiene un gobernante de informar al gobernado sobre cómo utiliza y ha utilizado el dinero y otros recursos que le fueron entregados por el pueblo para emplearlos en beneficio de la sociedad gobernada y no en provecho del gobernante.

Esta definición constituye un punto básico de partida para poder estructurar cualquier tipo de tareas de auditoría integral ya que para poder desarrollarla y que tenga sentido su aplicación, el gobierno de un país democrático debe estar dispuesto a proporcionar información fidedigna y transparente sobre sus actos de gobierno para poder planificar y coordinar la gestión gubernamental de manera económica, eficiente, eficaz y particularmente, para que ésta gestión pueda ser auditable en forma independiente en beneficio de la sociedad nacional.

Como punto de partida cabe preguntarse la primer pregunta esencial para poder ir desarrollando los conceptos de auditoría integral, esto es: ¿cuál es la materia auditable?

En primer lugar, la sociedad exige que los administradores de los fondos públicos informen sobre la integridad presupuestaria nacional, en temas tales como:

  • ¿Cual fue la autoridad legal con que se financiaron las actividades del Estado?

  • Este financiamiento y gasto, ¿se realizó en concordancia con la autorización legal?

  • Y luego de realizados estos gastos ¿cuál es el remanente?

 

En segundo término, se requiere informar sobre la gestión operativa del Estado respondiendo a preguntas tales como:

 

  • ¿Cuanto cuestan los programas nacionales y cómo se están financiando?

  • ¿Que resultados se han obtenido con dichos programas?

  • ¿Cuales son y donde se encuentran los bienes del Estado?

  • ¿Qué pasivos ha asumido el Estado en su gestión operativa de los programas y proyectos nacionales y que previsiones ha adoptado?

 

En tercer lugar, el Estado realiza una función de mayordomía o superintendencia relativa a la utilización de los fondos públicos. Desde esta perspectiva, debería poder contestar preguntas tales como:

  • ¿Ha mejorado o ha empeorado la condición financiera del Estado con respecto a la gestión del año anterior?

  • ¿Qué provisiones se han adoptado para el futuro?

 

En último lugar y desde el punto de vista de los sistemas de control interno que debería desarrollar un Estado (del mismo modo que cualquier organización), la opinión pública tiene derecho a conocer si:

  • ¿Posee el Gobierno sistemas y controles efectivos en términos de costo y que permitan salvaguardar los bienes nacionales?

  • ¿Si los tiene, ¿permiten los mismos detectar a tiempo los problemas que pudieran surgir dando las bases para su adecuada corrección?

 

Para poder responder a todas estas preguntas, el Estado debería desarrollar una serie de principios básicos (objetivos) relacionados con la información financiera nacional que permitieran abarcar todos los puntos precedentes integrándolos a través de distintas técnicas pero, fundamentalmente, brindando los elementos necesarios para que la información que se derive de su aplicación, sea auditable en forma independiente.

Estos principios básicos, siguiendo conceptos internacionales, son:

  • Integridad Presupuestaria

El sistema nacional de información financiera debe proporcionar al ciudadano interesado la posibilidad de determinar:

  • El cumplimiento de la legalidad presupuestaria

  • El estado de los recursos presupuestarios (es decir, que los fondos destinados a un objetivo en particular se hayan erogado en esos fines)

  • El costo de los programas y la uniformidad contable para informar sobre tales costos

 

  • La función operativa del Estado en función de las 3E

Se puede definir a este principio como la información financiera a ser proporcionada por el Gobierno de un país que permita, a quienes vayan a utilizar la información, evaluar:

  • El esfuerzo realizado por mantener los servicios, los costos y logros de la Unidad Económica en cuestión

  • De que manera se han financiado tales esquemas y logros y

  • La administración de los activos, bienes y propiedades de la Nación así como sus obligaciones, ingresos y costos.

 

Las 3E corresponden a los conceptos de:

  • Eficacia (el grado de alcance de los objetivos previstos)

  • Eficiencia (la relación recursos-objetivos)

  • Economía (el costo de los recursos invertidos para alcanzar los objetivos)

  • La función de superintendente (stewardship)

 

Es, a través de esta función, que el Gobierno como administrador de sus recursos debe informar al mismo acerca de la condición financiera del país y cual ha sido la contribución del propio Gobierno a través de su gestión al bienestar actual y futuro de sus administrados.

Esta función y el hecho de informar sobre la condición financiera del país requiere recurrir a datos sobre la economía y sociedad nacional así como sobre el propio Gobierno en temas tales como:

· Inversiones en los campos de:

  • Salud

  • Educación

  • Investigación y Desarrollo

  • Los cambios operados en el potencial de servicio y activos de infraestructura

  • Los gastos para el consumo referentes a inversiones

  • Las oportunidades para las actividades que estimulen el crecimiento

  • La posibilidad de una futura inflación

  • Las tendencias de la riqueza del país

  • El ingreso nacional total y per cápita.

 

LA AUDITORÍA DE REGULARIDAD

Siendo una de los componentes básicos de la auditoría integral, la auditoría de regularidad comprende:

C.1.Auditoría Financiera

C.2.Auditoría de Cumplimiento u Observancia Legal

C.3.Evaluación de la probidad administrativa

C.4.Auditoría de la Estructura y Ambiente de Control Interno

 

La auditoría de cumplimiento no tiene una estructura de normas para su desarrollo en nuestro país. Sin embargo, ha sido objeto de análisis y puesta en práctica a nivel internacional, tanto en lo referente a las normas emanadas del IFAC (a través de la NIA 31 – actualmente en el capítulo Responsibilities / 250 Consideration of Laws and Regulations in an Audit of Financial Statements) y en los SAS (SAS 74 que reemplaza al SAS 68 – Compliance Auditing Applicable to Governmental Entities and other recipients if Governmental Financial Assistance).

En particular, y siguiendo los lineamientos del SAS 74, el mismo define distintos puntos de importancia a ser tenidos en cuenta en la conducción de auditorías de cumplimiento aplicables a entidades del gobierno y otros receptores de asistencia financiera gubernamental dependiendo si estas están llevadas de acuerdo las normas de auditoría generalmente aceptadas o con las normas de auditoría gubernamentales (una distinción no aplicable en nuestro país por no existir materia desarrollada en el segundo caso al respecto). Estos son:

  • Introducción y aplicabilidad

En este punto, además de establecer normas para probar y reportar sobre el cumplimiento con las leyes y reglamentos en las auditorías, esta declaración (statement) proporciona los lineamientos sobre las responsabilidades del auditor para:

  • Aplicar las disposiciones contenidas en los SAS 53 (responsabilidad del auditor para detectar e informar sobre errores e irregularidades) y SAS 54 (Actos ilegales cometidos por los clientes) que tengan efecto directo e importante en los estados financieros de entidades gubernamentales y no gubernamentales.

  • Reportar sobre la estructura del control interno de las organizaciones de acuerdo con las GAGAS.

  • Reportar sobre el cumplimiento de ciertas leyes y reglamentos específicos aplicables a programas de asistencia financiera.

 

  • Auditorías de cumplimiento en auditorías conducidas de acuerdo con las normas de auditorías generalmente aceptadas (GAAP)

En cuanto a este punto, establece la existencia de diferencias entre el ámbito público y privado y define las características principales y contenido de los trabajos de auditoría que deben ser llevados a cabo de acuerdo con normas profesionales y sin el requerimiento por parte del cliente de aplicar las normas de auditoría gubernamentales adicionalmente a las existentes para la profesión en general.

Algunos de los puntos a ser tenidos en cuenta son:

  • Aplicación del SAS 54.5 donde: “.. el auditor considera las leyes y reglamentos que generalmente son reconocidos por los auditores, porque tienen un efecto directo e importante sobre la determinación de las cifras de los estados financieros”. Sin embargo, el auditor considera tales leyes o reglamentos desde la perspectiva de su relación con los objetivos de la auditoría derivada de las aseveraciones de los estados financieros, más que por la perspectiva de legalidad per se. La responsabilidad del auditor para detectar y reportar declaraciones erróneas que resulten de actos ilegales y tengan un efecto directo e importante sobre la determinación de las cifras en los estados financieros, es la misma que para los errores e irregularidades, como lo describe el SAS 53 en su punto 5 donde dice:

“... El auditor debe determinar el riesgo de que los errores e irregularidades puedan causar que los estados financieros contengan una declaración errónea importante. Basado en esa determinación, el auditor deberá diseñar la auditoría para proporcionar razonable seguridad de detectar errores e irregularidades que son importantes para los estados financieros.

  • Asimismo, reconoce una diferencia importante entre los PCGA (principios de contabilidad generalmente aceptados) a nivel privado y público.

  • Efectos de Leyes y Reglamentos

Se debe obtener un conocimiento de los posibles efectos de leyes y reglamentos sobre los estados financieros. En particular:

  • Efectos en función de la experiencia de años anteriores

  • Obtener declaraciones sobre integridad de la identificación de leyes y reglamentos aplicables

  • Revisar aspectos relevantes de contratos de concesiones y préstamos

  • Revisar actas de juntas de grupos legislativos de la entidad gubernamental bajo análisis.

  • Consideración del riesgo y factores que influyen en el riesgo de auditoría

En este punto se remite al SAS 53 como pauta de aplicación citando los asuntos que se deben considerar por parte del auditor al evaluar el riesgo de auditoría en el ámbito de los estados financieros en su conjunto y al nivel de saldo o clase.

A los efectos de definir el concepto de riesgo, aplica lo normado por el SAS 53.9.

  • Estructura del control interno

Son de aplicación las normas definidas a través del SAS 55 (Evaluación de la estructura del control interno en una auditoría de estados financieros). El entendimiento a nivel de la estructura gubernamental incluye el analizar el efecto de las leyes y reglamentos a nivel de saldos en los estados financieros (a través de la implantación y operación del SCIC).

 

  • Documentación de los papeles de trabajo

A estos fines, son de aplicación las normas previstas en el SAS 41 (Papeles de Trabajo) en orden a documentar adecuadamente los procedimientos seguidos para evaluar el cumplimiento de las leyes y reglamentos por parte de la entidad u organización.

 

  • Declaraciones de la gerencia por escrito

Define el alcance del SAS 18 (Salvaguardas y Representaciones obtenidas de la gerencia del cliente) indicando que, adicionalmente se deben considerar otras declaraciones de la administración, reconociendo que:

 

  • Responsabilidad de la administración por el cumplimiento de las leyes y reglamentos

 

  • La administración identificó y reveló al auditor todas las leyes y reglamentos que tengan un efecto directo sobre las cifras expuestas en los estados financieros.

 

  • Reportes de acuerdo con normas de auditoría gubernamentales (GAGAS)

En este acápite de la declaración se refiere, principalmente, a las diferencias relacionadas con la obligatoriedad de aplicar las normas de auditoría gubernamental (GAGAS) en la conducción de auditorías.

Al respecto, se remarca la necesidad de la elaboración, por parte del auditor, de un Dictamen sobre el cumplimiento con las leyes y reglamentos aplicables (Párrafo 5 Página 5-2 GAGAS), donde dice:

“... Los auditores deberán preparar un informe por escrito sobre sus pruebas de cumplimiento con las leyes y reglamentos aplicables...”; “...deberá contener una declaración de seguridad positiva sobre aquellas partidas que fueron probadas por cumplimiento y de seguridad negativa sobre las partidas que no fueron probadas..”. “...Deberá incluir los casos importantes de falta de cumplimiento y todos los caos o indicaciones de actos ilegales que podrían resultar en un procesamiento criminal...”.

En lo referente a los conceptos de seguridad positiva y negativa, el párrafo 6 en la página 5-2 de las GAGAS define que:

 

  • Seguridad positiva consiste en una declaración por parte de los auditores de que las partidas probadas, cumplían con las leyes y reglamentos aplicables.

  • Seguridad negativa consiste en una declaración de que nada llamó la atención del auditor, como resultado de los procedimientos especificados, que le hiciera creer que las partidas no probadas, no cumplieran con las leyes y reglamentos aplicables.

El auditor, en función de esta declaración, debe reportar la falta de cumplimiento. Los casos importantes de falta de cumplimiento se definen como no observar los requisitos o violaciones a prohibiciones contenidas en estatutos, leyes o reglamentos que hicieran concluir al auditor que al agregar tales representaciones erróneas (el mejor estimado que hace el auditor de la representación errónea total) que resulten de dichas fallas o violaciones, es importante para los estados financieros. Un dictamen con salvedades debería incluir:

 

  • La definición de casos importantes de falta de cumplimiento

  • Una identificación de los mismos

  • Una declaración de que la falta de cumplimiento observada fue considerada en el dictamen con respecto a PCGA.

 

En cuanto a lo que respecta a los actos ilegales, las GAGAS requieren que el auditor reporte casos o indicaciones de actos ilegales que podrían resultar en proceso criminal. En particular, se puede resaltar que:

  • El auditor puede decidir incluir todos los actos ilegales o posibles actos ilegales observados

  • Los actos ilegales o indicaciones de dichos actos de los que los auditores tienen conocimiento, no necesitan ser incluidos en los dictámenes de auditoría requeridos, pero podrán ser cubiertos en un informe escrito por separado.

 

La auditoría de la estructura y ambiente de control interno (también identificada como auditoría de los sistemas de administración y control) puede ser definida como:

El examen profesional, objetivo y sistemático de las operaciones y actividades realizadas por una entidad, proyecto o programa para determinar el grado de eficacia, eficiencia y efectividad de:

  • Los sistemas utilizados para programar, organizar, ejecutar y controlar las operaciones

  • La información producida por los sistemas y su pertinencia, confiabilidad y oportunidad

  • La instrumentación básica de cada sistema y su implantación

  • La normativa secundaria emitida por cada entidad y

  • Los mecanismos de control previo y posterior incorporados en los sistemas

Este análisis o evaluación forma parte de la auditoría de registros contables y operativos, de la auditoría financiera y de la auditoría operacional, pero también puede ser realizada de manara específica o exclusiva.

Los auditores deben incluir en su informe los comentarios sobre los resultados de la evaluación y las recomendaciones pertinentes para mejorar la eficacia, la eficiencia y la efectividad de dichos sistemas.

En general, cualquiera que sea la clase de auditoría que se practique, la misma debería incluir la evaluación de los sistemas de administración y de los mecanismos de control incorporados a ellos, como base fundamental para determinar la naturaleza y el alcance de los procedimientos de auditoría a aplicar o para identificar las áreas débiles o críticas de la entidad, proyecto o programa.

A los fines del presente Manual, se dividen a los sistemas de administración y control (SAC) en:

  • Sistemas de Programación y Organización

  • Sistema de Programación de Operaciones

  • Sistema de Organización Administrativa

  • Sistema de Presupuesto

 

  • Sistemas para la Ejecución de Actividades

  • Sistema de Administración de Personal

  • Sistema de Administración de Bienes y Servicios

  • Sistema de Tesorería y Crédito Público

  • Sistema de Contabilidad Integrada

 

  • Sistema de Control Gubernamental

  • Sistema de Control Interno y Externo Posterior

 

Los SAC tienen como objetivo:

  • Mejorar la eficacia, eficiencia y economicidad en la captación y uso de los recursos públicos y en las operaciones del Estado

  • Mejorar la oportunidad, precisión y confiabilidad de la información generada

  • Mejorar los procedimientos para que los funcionarios rindan cuenta oportuna de los resultados de su gestión

  • Mejorar la capacidad para prevenir, detectar y comprobar el manejo inadecuado de los recursos del Estado.

La implementación de la auditoría de los sistemas de administración y control (hoy llevada a cabo básicamente a través de trabajos de consultoría por parte de firmas de profesionales independientes), se debe desarrollar en dos estadios:

  • En cuanto a la evaluación del diseño y grado de desarrollo de los Sistemas de Administración y Control, a través de una Conclusión por cada sistema con identificación de las deficiencias de control interno que impactan en su diseño e implementación efectivos.

  • En cuanto al nivel de control directo sobre la información de la gestión, a través del análisis del estado de información de la gestión en forma integral con respecto a todas las auditorías de sistemas de administración y control específicas.

 

LOS COMPONENTES DE LA AUDITORÍA GLOBAL

La auditoría global está compuesta por la suma de la auditoría integral (o integrada) y la auditoría social.

Si se puede entender a la auditoría integral (o integrada) como:

La clase de auditoría que permite, de aplicarse sus técnicas implícitas para verificar la información que el Gobierno produce sobre sus actividades, programas y gestión en general, posibilitar al ciudadano descansar tranquilo conociendo al menos que la información oficial será verídica, transparente, congruente e idónea para la toma de decisiones,

 

Se puede definir a la auditoría social como:

La clase de auditoría que permite establecer pautas para analizar responsabilidades con respecto al trato de los recursos humanos (políticas de empleo, oportunidades de educación, etc.) y de las minorías en materia de empleo, de la relación entre el empresario y la comunidad, del comerciante y sus productos (calidad y seguridad).

 

Adicionalmente, se relaciona con el concepto de protección del medio ambiente a través de la aplicación de normas contra la polución, el resguardo de los recursos naturales y a favor de la preservación de la calidad del aire, del agua y de la disminución de los niveles de ruido.

La auditoría social, incluye a:

  • Auditoría de Ética

  • Código de Ética

  • Ambiente Moral

  • Capital Humano

  • Productos Éticos

  • Calidad y Seguridad

  • Filantropía empresarial

  • Consecución racional de las metas empresariales

 

  • Auditoría de la Equidad Social

  • Desconcentración

  • Descentralización

  • Participación Social

  • Distribución Equitativa del Ingreso Nacional

  • Inmigración y Minorías

 

  • Auditoría Económica (Visión Macro)

  • Balanza de Pagos

  • Déficit Comercial

  • Deuda Externa

  • Resultados de los Ajustes Estructurales

 

  • Auditoría Ecológica o Ambiental.

  • Financiera Ambiental

  • Activos y Pasivos Ambientales

  • Costos y Gastos Ambientales

  • Impacto Ambiental

  • Proyecto Específico

  • Localidad Específica

  • Cumplimiento Legal Ambiental

 

  • Evaluación de la Estructura del Control Interno

  • Integridad y valores éticos

  • Planificación Ambiental

  • Riesgos Ambientales

  • Sistema de Información Financiera Ambiental


En resumen, podríamos ver gráficamente a la Auditoría Global como: