Lunes, 19 Abr 2021
Ud esta aquí: Home
Contundente rechazo a la eliminación del Tribunal de Cuentas de Santiago del Estero PDF Imprimir E-mail



Férrea posición de un abogado constitucionalista tucumano


Comparación: El Dr. Sergio Díaz Ricci considera que la Auditoría es un modelo de control que no está acorde con la idiosincrasia santiagueña.

…“Si Santiago del Estero adopta un modelo de gestión de Auditoría, Sindicatura o Contaduría, y lo incorpora en el modelo de administración criolla que es de gestión autónoma, en realidad se está poniendo a un eunuco”. ..

Creo que el hecho de haber puesto al Tribunal de Cuentas de Santiago del Estero como institución susceptible de una reforma constitucional es un grave cuestionamiento a la institución”, lo dijo el Dr. Sergio Díaz Ricci, vocal del Tribunal de Cuentas de Tucumán.
El abogado tucumano, especializado en Derecho Constitucional, participó como invitado el viernes pasado en una mesa panel organizada por el Consejo Profesional de Ciencias Económicas de Santiago del Estero, acompañado por el Dr. Francisco Cerro (h). Ambos fijaron posiciones sobre la reforma constitucional, los órganos de control, Tribunal de Cuentas y Contaduría.
El Dr. Díaz Ricci fue contundente y muy gráfico al opinar acerca de la posibilidad de las modificaciones por introducirse en la Constitución de Santiago del Estero, en lo referente al sistema de control de los actos administrativos.
Declaró: “Si Santiago del Estero adopta un modelo de gestión de Auditoría, Sindicatura o Contaduría, y lo incorpora en el modelo de administración criolla que es de gestión autónoma, en realidad se está poniendo a un eunuco”.
La prueba está en la cuestión nacional que no puede hacer nada con la Auditoría General. Los mismos protagonistas de estos modelos se quejan de que no tienen capacidad de sanción y de reacción, de que no tienen respuestas, de que no tienen mecanismos para obligar a los organismos reconvenidos a que adopten esas medidas por ellos recomendadas.

Se está planteando la cuestión a la convención constituyente y no he escuchado cuáles son los fundamentos para eliminarlo. Sería muy importante que sean explicitados, que los convencionales digan claramente cuáles son los cuestionamientos para poder llegar al debate.

Para mí, el debate es importante en una sociedad …  La sociedad santiagueña necesita tomar posición, necesita estar clarificada para tomar la decisión que juzgue más útil a su bien común, a sus necesidades, al crecimiento y desarrollo, sobre todo cuando viene de una frustración.

El modelo de control externo por  Auditoría carece de una serie de facultades que hoy  tiene un Tribunal de Cuentas. El tema está centrado en que las Auditorías son instituciones del modelo anglosajón que no se adecuan a la concepción de nuestra gestión administrativa que goza de muchísima autonomía, porque es de modelo francés e hispánico.

Los Tribunales de Cuentas fueron creados como órganos externos a la gestión administrativa para hacer controles financieros, de legalidad y presupuestario, no intervienen en la gestión administrativa.

Es importante que los santiagueños tomen conciencia de que si se incorpora un modelo de organización con Auditoría y Sindicatura, o Contaduría, aquéllos que piensan que van a ser órganos independientes se equivocan porque forman parte de la gestión administrativas.

Nuestros modelos criollos son autónomos, indican que un Tribunal de Cuentas tiene que estar fuera de la gestión de gobierno. No se pueden hacer injertos en un cuerpo que los van a rechazar, nuestros modelos de gestión administrativa son de gestión autónomas, no digieren bien a las Auditorías.

Ya tenemos la experiencia federal, no hablamos en abstracto, analicemos cómo funciona la Auditoría General de la Nación,  y vamos a tener como resultado que se intenta traer un órgano de otras características, de otra morfología, de otra estructura genética a un cuerpo que está compuesto de otra manera.