Lunes, 19 Abr 2021
Ud esta aquí: Home
73° Aniversario del Tribunal de Cuentas de Mendoza PDF Imprimir E-mail



TRIBUNAL DE CUENTAS DE LA PROVINCIA DE MENDOZA


 

El 1° de abril se cumplieron los primeros 73 años de vida del tradicional Organismo cuyo nivel de gestión alcanzó la Certificación ISO 9000 ya en 1999.


El Tribunal de Cuentas de Mendoza que comenzó a sesionar el 1º de Abril de 1933 cumplió 73 años de intensa actividad de control de los fondos públicos provinciales.
La Constitución provincial de 1916 estableció en su art. 181 que: “Habrá un Tribunal de cuentas con jurisdicción en toda la Provincia y con poder bastante para aprobar o desaprobar la percepción e inversión de caudales públicos hechas por todos los funcionarios, empleados y administradores de la Provincia.”
En 1932 el gobernador Ricardo Videla envió a la legislatura provincial el proyecto de Ley Orgánica del Tribunal.

Se destaca en la carta de elevación del gobernador de entonces, la importancia atribuía en aquella época al control y la prevención de hechos de corrupción, la misma decía: “ La fiscalización severa de los fondos públicos por medio de una meditada legislación administrativa es condición indispensable de todo buen gobierno, máxime en aquellas sociedades que consideran la aplicación de las leyes penales a los funcionarios delincuentes, pretextos vedados de persecuciones políticas. Por ello las legislaciones modernas tienden a implantar sistemas de control administrativo que sustituyendo en lo posible de la justicia a los funcionarios sospechados de irregularidades en el manejo de fondos públicos, adjudiquen sanciones severas y ejemplarizadoras.”
En diciembre de ese año la Legislatura provincial sancionaba la Ley Nº 1.003, que dio origen al Tribunal de Cuentas de la Provincia de Mendoza.
Consta en documentos históricos que el fue 1º de Abril de 1933 cuando comenzó sus actividades como órgano colegiado y extra-poder. Su primer presidente fue el Dr. Rafael Garcia y los Dres. Guillermo Silvestri, Emilio Castañeda, Alberto Arnulphi y Domingo Moyano los vocales que lo acompañaron en esa etapa de organización y puesta en funcionamiento.

El objetivo del Tribunal de Cuentas es el control de la inversión de los fondos de la Hacienda Pública bajo las normas de derecho público provincial y de las articulaciones del derecho administrativo contenidas en las leyes y reglamentos, junto al control de la recaudación e inversión de las rentas provinciales, siendo el responsable de aprobar o desaprobar, las cuentas de quienes tienen a su cargo la administración de los fondos públicos provinciales y municipales.
El Juicio de Cuentas que lleva adelante el Tribunal para aprobar o desaprobar las rendiciones presupuestarias de cada organismo público comienza cuando las entidades públicas presentan sus rendiciones de cuentas anuales.
Dicho juicio termina en una resolución del Tribunal denominado Fallo. Los Fallos aprueban o no la rendiciones de cuentas de los organismos a cargo de fondos públicos provinciales o municipales, y al mismo tiempo puede aplicar multas o cargos si la administración de dichos fondos no fue llevaba de acuerdo a las leyes vigentes. Se aplican multas cuando se han advertido procedimientos administrativos irregulares y cargos cuando tales irregularidades han acarreado un perjuicio para el Estado. Así también, los Fallos pueden contener recomendaciones o instrucciones para los próximos ejercicios.

Este organismo también cumple funciones de fiscalización, que realiza mediante procedimientos de auditoria, trabajando con equipos interdisciplinarios, con el objeto de acercar el control en el espacio y el tiempo, con auditorías in-situ y especiales.
Durante el año 2.005 se han dictado 227 fallos y se han realizado 205 auditorías especiales referidas a obras públicas, a sistemas de control interno, a personal de diversos organismos públicos, a sistemas de seguridad informática, etc.
El Tribunal de Cuentas, imbuido de la necesidad de la reforma del Estado en todos sus estamentos, entendió que era imprescindible, en cumplimiento de su mandato constitucional, mejorar su funcionamiento, para brindarle a la comunidad, entre otras cosas, la seguridad del eficaz control de la administración de los fondos públicos.

Atento a que las Normas ISO 9000 son estándares de organización, reconocidos internacionalmente, que brindan confianza a terceros sobre el servicio que se presta; que son una herramienta útil para consolidar el cambio, promover la mejora continua y construir una cultura organizacional que tienda a la excelencia, el Tribunal de Cuentas, a partir de agosto de 1.999, a través de un convenio con la Facultad de Ciencias Económicas de la UNCuyo, comenzó la ardua tarea de enmarcar su funcionamiento de acuerdo a los requerimientos organizacionales de las Normas ISO 9000.
El Tribunal se sometió a las auditorías pertinentes y el 28 noviembre de 2001 obtuvo la CERTIFICACIÓN DE LAS NORMAS ISO, lo que implica que:
“El Sistema de Calidad del Tribunal de Cuentas de la Provincia de Mendoza se encuentra de acuerdo con la norma de calidad ISO 9002, respecto del Control de Cuentas Públicas de la Provincia de Mendoza y Juicio de Cuentas”.
De esta forma el Tribunal de Cuentas de Mendoza se convirtió en el primer organismo público, a nivel nacional, en tener todas sus tareas en un ambiente regido por las normas ISO y haber diseñado e implementado un Sistema Integral de Mejora Contínua.
Asimismo, en el mes de febrero de 2004 se consiguió la certificación de la adaptación a las Normas ISO 9000 versión 2000, que textualmente expresa:
“El sistema de gestión del Tribunal de Cuentas Mendoza ha sido evaluado y certificado en cuanto al cumplimiento de los requisitos de ISO 9001:2000 para las siguientes actividades: Control de Cuentas Públicas de la Provincia de Mendoza y Juicio de Cuentas.”

En los últimos años ha comenzado a tener injerencia en otros controles públicos; es así que el Tribunal de Cuentas pasó a ser el órgano de contralor del cumplimiento de la Ley Nº 7005, “Ley de Regulación y Financiamiento de Campañas Electorales” que entró en vigencia en Junio de 2.002.

En el año 2003 la legislatura provincial, a propuesta del Tribunal, sancionó la Ley Nº 7.144 modificando aspecto de la Ley Orgánica del Tribunal de Cuentas para acortar tiempos y procedimientos del control de las cuentas públicas, en pos de acercar los resultados de los controles a los tiempos actuales.
Además, el Tribunal de Cuentas, desde septiembre del 2.004, forma parte de la “Red Federal de Control Público”, que integran la Sindicatura General de la Nación y todas las provincias del país, para llevar adelante controles especiales de todos los Planes Sociales que otorga el gobierno nacional a través de las provincias y que tiene a miles de beneficiarios en Mendoza.

Por otra parte, el 20 de diciembre de 2004 se promulgó la Ley Nº 7.314, denominada de “Responsabilidad Fiscal”. En ella se designa al Tribunal de Cuentas de la Provincia como autoridad de aplicación de la misma, asignándole funciones especiales de aplicación.
Es así como luego de 73 años de control de las cuentas públicas, el Tribunal de Cuentas ha modernizado sus actividades en pos de satisfacer la necesidad de la comunidad, en materia de control de la actividad financiero –patrimonial del estado provincial y municipal, para asegurar la transparencia y prevenir actos de corrupción.